Blogia
Eñes, acentos y espacios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Colectivos

Esta mañana el camino al trabajo ha sido más entretenido, porque no me dí cuenta del bocadillo y el yogurt que portan los que se chulean de Armani o,sencillamente, ni saben si es una marca de chóped. Las circunstancias mandan. Pero esta mañana no he sido consciente de las miradas perdidas y tristes de algun@s camino a su trabajo. Casi siempre son los mismos, en las paradas de los mismos barrios. De nuevo pena, impotencia y rabia.
Me pregunto si tuvieron la oportunidad de prepararse, si eligieron sus trabajos, porque igual el problema lo tengo yo, que pienso que no están felices, que me creo lectora de miradas y no doy una. Pero me da la impresión de que no, no lo son. Se nota no sólo en las miradas, también en los gestos, la forma de caminar y el habla.
¿Se plantearían alguna vez lograr sus sueños? me consta que al estar tan ocupado buscando el pan, esa tarea se hace difícil y "lujosa", pero es algo que todo el mundo debe permitirse. Ya vienen muchos chicos de unos 16 años, con una bolsa de plástico igual que la del padre y hablando de la avería de su "amoto", lo cual les hace ir en el bus. Imagino de pronto a ese padre diciendo:
- Niño, ¿quieres estudiar?
- No.
Y ahí queda todo, permiten los deseos adolescentes de ganar dinero y ser alguien con un mínimo de poder adquisitivo en la pandilla y a comprar "amoto" toca, o a invitar a la botellona. Luego coche, vivienda y a casarse y tener niños.
Pero esta mañana conocí en la parada a un chico cubano. Es muy agradable, respetuoso y gracioso. Piensa que hay mucho maleducado, pq el conductor me ha hablado fatal, pero como estoy acostumbrada al mal humor diario de la peña, pues ya no le doy la misma importancia. Él piensa que ese hombre me faltó al respeto y eso es reprobable.
Pasa el bus, no para. El chico cubano le hace una señal y corre tras el autobús, entonces para. Vamos todos detrás. Nadie dice nada. Yo, bocazas de segundo apellido,le pregunto, por qué no para usted?
- Porque nadie me levantó la mano.
- Esto viene en la ley, caballero?
- Sí señora, claro q viene, así q antes de hacerme esa pregunta, infórmese usted!
- Yo le levanté la mano.
- Pos no la ví, y ciego nostoy.
- Bueno, gracias y buenos días.
- Bocazas la tía ésta...
Detrás pasó este chico y se sentó conmigo. Le pareció una calamidad el tono en que se había dirigido a mi el conductor, a mi me pareció una calamidad que él se sorprendiera por algo a lo q me acostumbré hace tiempo, desafortunadamente. Humores mañaneros ajenos, de gente que posiblemente no están contentos con su vida, todo encaja...
En fin, más de lo mismo...Pero hoy me dejaron asomarme a una vida muy interesante e intensa, esta mañana fui la afortunada del autobús.
Sé que lo veré más veces, sé que aprenderé más a primera hora de la mañana y sé que será un placer asomarme de nuevo a esa vida tan llena de color pese a las trabas "naturales" que ya trae, su país, mantener a su familia, ahorrar para ir a verles, ahorrar para vivir él (no llega a la treintena), integrarse en nuestra sociedad, compartir en definitiva.
Niño cubano, qué gran proveedor de sonrisas, yo me quedé con unas cuantas, ahora tengo puesta la de fondo, espero que me dure todo el día.
Buenos días.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Anónimo -

tú t'has propuesto emosionarme a mi hoy, no joío?
jejeje, un besazo, puñetero ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pico -

qué buena gente eres, malaa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres